La Directiva Europea 2002/49/CE sobre Evaluación y Gestión del Ruido Ambiental y la Ley de Ruido (trasposición a la legislación estatal de la citada directiva), establece la necesidad de elaborar los mapas estratégicos de ruido donde se indiquen, además de los niveles de ruido existentes, la población expuesta en grandes aglomeraciones, ejes viarios, ejes ferroviarios y aeropuertos.

De los resultados de estos mapas se elaboran los planes de acción orientados a reducir los efectos perjudiciales que los niveles sonoros causan sobre el ciudadano.

Para elaborar un mapa estratégico básico de ruido, se recopilan los datos necesarios para la evaluación de los niveles de emisión originados por la carretera, los niveles de inmisión en el entorno de la misma y la exposición al ruido de la población afectada en la zona de estudio.

Dichos datos son los siguientes:

a) Cartografía: Como base de partida se toma la cartografía digital a escala 1/25.000 del Centro Nacional de Información Geográfica (CNIG) manteniendo las nomenclaturas, características y formatos definidos. Los planos se encuentran georreferenciados disponiendo de información de curvas de nivel cada 10 metros.

b) Ruido Ambiental: Si existen, se recogen datos que caractericen la calidad del ambiente sonoro, los niveles de ruido existentes, zonificación acústica, valores límite y objetivos de calidad acústica de los municipios y los generados por otras Comunidades Autónomas, organismos o administraciones. Se elaboran planos a escala 1/25.000 clasificando las siguientes zonas de acuerdo a las categorías establecidas en la Ley de Ruido.

c) Meteorología: Influye en las condiciones de propagación del ruido en la zona por lo que es necesario su caracterización. Para ello se dispone de publicaciones procedentes de los Ministerios de Fomento, Medio Ambiente, Agricultura, Pesca y Alimentación, así como del Instituto Nacional de Meteorología. A este respecto se recopilan datos meteorológicos relativos a intensidades y dirección de los vientos y a la evolución de gradientes de temperatura.

d) Tráfico (IMD, % de pesados, distribución horaria, evolución,…): Como datos de partida se toman los registros del Plan Nacional de Aforos de la Red de Carreteras del Estado procedente de la Dirección General de Carreteras, así como de los aforos procedentes de las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos implicados en la zona de estudio.

e) Población y usos del suelo: La información de la población y usos del suelo (residencial, hospitales, colegios, …). Para cada edificio de la zona de estudio, que está definido por la cota base, el número de plantas, la altura del edificio y el número de viviendas por edificio, se establece una clasificación según el uso al que se destina, estimando la población asignada al mismo.

 

 

Comments are closed.